Sí hay vida después del cáncer de ovario y esta mamá es el mejor ejemplo

 

Luego de superar el cáncer de ovario y con todas las probabilidades en contra, hoy esta mamá bloguera disfruta del milagro de un nuevo embarazo.

Una visita al médico por un intenso dolor de espalda que amenazaba con ser cálculos renales, prendió las alarmas a lo que sería el detonante para que Tatiana Gómez, la autora de ‘No más sopa MAMÁ’, descubriera que su vida estaba amenazada por un cáncer de ovario en etapa II.

Tatiana con 25 años y su hija, Valeria, con apenas un año de edad, se resistía a consultar al médico por el dolor de espalda que la aquejaba desde hacía tres semanas. Sin embargo, al tercer domingo el dolor fue tan fuerte que tuvo que ingresar por urgencia y allí, luego de hacerle una ecografía, descubrieron que tenía un tumor de aproximadamente 16 centímetros.

Alarmada, con miedo y muchas dudas, Tatiana consultó los resultados de la ecografía con el ginecólogo que la trató por ovarios poliquísticos desde los 14 años, el médico Jaime Gómez Díaz, adscrito a Medicina Fetal, a quien ella y su mamá visitaban desde Sincelejo.

“Jaime me miró con otro compañero de él y ellos inmediatamente supieron que no era benigno, me dijo “esto es cáncer” y me remitió donde Maurico Borrero, mi oncólogo”, narra Tatiana, quien, desde ese entonces, en 2015, ha recibido más de una sorpresa.

Pasaron 30 días desde que recibió la noticia hasta el momento de la operación. Como ella lo relata “no me podían operar, porque no sabían qué era. Jaime cuando me revisa me dice “esto no es cáncer de ovario, porque no está dentro del ovario”, me hacen mil exámenes, la biopsia no da concluyente, me hablaron que eso era la metástasis de un cáncer que no encontraban, entré en pánico”.

Sin embargo, la cirugía en la cual le extrajeron una trompa y un ovario se llevó a cabo y ahí confirmaron que efectivamente era cáncer de ovario en etapa II; aún era curable, y tras la cirugía, Tatiana fue sometida a 19 sesiones de quimioterapia.

El proceso no fue nada fácil, “yo no soy de Medellín, yo soy de Sincelejo, acá vivimos mi esposo, la niña y yo, entonces mi mamá viajó en todas mis sesiones de quimioterapia, el apoyo fue demasiado grande, pero desde la distancia”.

Con las quimioterapias perdió todo el pelo y el impactó para su familia fue fuerte, además la baja de defensas la alejó de Valeria por casi dos meses, “tuvimos un problema, yo estaba en quimioterapia no me podía acercar a nadie enfermo, porque lo que para una persona era una gripa para mi significaba hospitalización y riesgo de muerte. Entonces Valeria se empezó a enfermar muchísimo y tuvieron que alejarla de mi”.

Con las quimioterapias el cáncer fue una prueba superada, pero hace unos meses Tatiana sintió que el mundo caía nuevamente sobre sus hombros “yo tengo marcadores tumorales, un examen de sangre que mide el nivel de un antígeno y eso reportan si tú tienes cáncer o no, el antígeno para mi tipo de cáncer es la prueba de embarazo, el HCG (gonadotropina coriónica humana). A mí siempre me hacen una prueba de embarazo, cuando tengo control de cáncer, y si ella se altera posiblemente el cáncer volvió”. Cuál sería su asombro cuando esta prueba dio positivo.

“La prueba de embarazo salió positiva y yo no podía tener bebés, porque las 19 quimio te dejan prácticamente infértil. Lo primero que pensé fue que el cáncer había vuelto”, relata con tranquilidad en la voz y el acento sicelejano que aún no ha perdido.

Pero la sorpresa aún no había terminado, en estado de ‘shock’, deprimida y pensando que le quedaban pocos meses de vida, Tatiana paso por una nueva ecografía y allí, en las imágenes, una vida con 4 semanas de gestación se disponía a devolverle la sonrisa y a confirmar que en su caso los milagros existen, Tatiana estaba nuevamente embaraza.

Hoy, esta mamá bloguera ya no tiene tanto miedo y sostiene que, aunque hasta que no nazca el bebé, que será un niño y se llamará Maximiliano, no puede realizarse controles para el cáncer “Jaime me ha dado tranquilidad, porque él va a estar pendiente de mí y vamos a sacar esto adelante”.

Hoy ella disfruta de su milagroso embarazo mientras sigue los cuidados que su médico recomienda.

CONTÁCTANOS

Medicina Fetal SAS

Solicita Cita