Una ecografía de mama a tiempo puede salvar vidas

La ecografía de mama es un procedimiento sencillo con el cual se pueden analizar los tejidos mamarios.

El 4 de febrero se conmemoró el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer, una lucha que no distingue género, clase social o raza. En Colombia, la principal causa de muerte por cáncer en mujeres es el cáncer de mama; que, ante la no detección temprana con la ayuda del autoexamen, una ecografía de mama o una mamografía, cobra aproximadamente la vida de 2.600 mujeres al año.

El cáncer es una patología de origen genético que no puede ser prevenida, de allí que sea de vital importancia el autocuidado y la detección temprana

La principal herramienta para detectar alguna anomalía o lesión en las mamas, es el autoexamen el cual pueden realizarse todas las mujeres según la periodicidad que deseen y/o las instrucciones de su médico.

Sin embargo, para hacer una revisión más detallada y ante la detección de secreciones (sin estar en periodo de lactancia), bultos o masas extrañas es recomendable la realización de una ecografía de mama. Este es un procedimiento sencillo, no invasivo, con el cual se pueden evaluar todas las características y estructura interna del seno y así detectar de forma precisa cualquier anomalía en sus tejidos. De hecho, este procedimiento con frecuencia es requerido, de forma preventiva, en mujeres dentro del grupo de riesgo de cáncer de mama.

Una ecografía de mama también es recomendada como complemento de la mamografía y antes de la realización de una biopsia. En el primero de los casos, la ecografía apoya las imágenes de rayos x de la mamografía, ya que con este procedimiento si se pueden diferenciar los nódulos solidos de los quísticos (bolsas que contienen liquido). Además, la ecografía es de gran ayuda para el estudio de los senos cuando se presenta tejido glandular denso.

En el segundo caso, antes de la realización de una biopsia, sea por prótesis mamarias o para el estudio de un tumor, se usa la radiografía para dirigir la toma de muestras y señalizar el punto exacto de punción.

Otro de los casos en los que se aconseja la realización de una ecografía de seno es cuando se presentan dudas o sospechas sobre anomalías mamarias durante el embarazo. En estos casos las ecografías de mama son el procedimiento a seguir, porque las embarazadas por el bien del feto, a menos que sea estrictamente necesario, no deben ser expuestas a la radiación de una mamografía. Incluso la ecografía es sugerida por muchos médicos a sus pacientes en estado de gestación o lactancia, porque en estas dos etapas el estado de inflamación y sensibilidad de las mamas dificulta la detección de bultos y masas con el autoexamen.

Sin lugar a dudas, la ecografía de mama es un examen diagnostico que las mujeres de todas las edades pueden solicitar a su médico como medida preventiva, para estar al tanto de la salud de sus senos.

CONTÁCTANOS

Medicina Fetal SAS