Razones por las cuales es necesario realizar una cesárea

La cesárea es un procedimiento quirúrgico que históricamente data de la antigua Roma. Es una intervención en la cual generalmente se usa anestesia local para adormecer la parte inferior del cuerpo y realizar un corte en el abdomen y el útero materno para extraer el bebé. No obstante, realizar una cesárea, como todo procedimiento quirúrgico tiene riesgos y su recuperación comparada con la del parto vaginal es mucho más lenta. Anteriormente el índice de muerte materna por cesárea era muy elevado, sin embargo, con el paso de los años la técnica ha sido perfeccionada y al prestar especial atención a los protocolos de asepsia, sutura, anestesia y trasfusiones sanguíneas, en la actualidad las cesáreas son procedimientos seguros, con riesgos mínimos, que se realizan por diversas razones a un promedio de 10 a 20% de las maternas en el mundo. A grandes rasgos las cesáreas pueden ser clasificadas en dos tipos: cesárea programa, cuando el especialista nota la necesidad de realizar una cesárea para evitar complicaciones en el parto, y cesárea de emergencia, cuando peligra la vida de la madre o el bebé y se debe proceder con el nacimiento de inmediato y no es viable la inducción del parto por vía vaginal. Las razones por las cuales es necesario realizar una cesárea van desde problemas y malformaciones fetales hasta falta de avance en el intento de tener un nacimiento por vía vaginal, las causas más comunes son:

  • Desproporción cefalopélvica: la cabeza o el cuerpo del bebé son demasiado grandes para pasar por la pelvis de la madre, esta complicación también suele darse cuando la madre tiene pelvis estrecha. En este caso por lo general se realiza una cesárea programada, puesto que es normal que el médico especialista noté la desproporción en la última ecografía.
  • El bebé está en posición inadecuada: una vez llega el momento del parto el bebé no ha adoptado la posición cabeza abajo para atravesar sin dificultades el canal del parto, puede estar de nalgas, de pie o atravesado de lado en la pelvis. Algunos especialistas realizan maniobras para girar al bebé antes del parto, pero si esto no es posible se procederá con la realización de la cesárea para asegurar el bienestar del bebé.
  • Placenta previa: en algunos casos la placenta se desprende antes de tiempo y obstaculiza el canal de parto, evitando así que el bebé puede nacer sin complicaciones por la vía vaginal.
  • Sufrimiento fetal: es cuando el bebé se encuentra en riesgo de sufrir lesión o muerte a causas de flujo insuficiente de sangre a través de la placenta o el cordón umbilical. El sufrimiento fetal se identifica mediante el monitoreo de los latidos cardiacos del bebé, los cuales pueden aumentar o disminuir ante las contracciones uterinas obligando a los especialistas a realizar una cesárea de emergencia para preservar la salud del bebé.
  • Embarazo múltiple: cuando se presentan embarazos con dos o más bebés por lo general se realiza una cesárea programada pues es común que uno de los bebés se encuentre en posición inadecuada para atravesar el canal de parto. No obstante, se han presentado casos de gemelos y mellizos en los cuales ambos bebés nacen por vía vaginal.
  • Preclamsia: esta es una enfermedad que se solo se desarrolla durante el embarazo y está asociada a la hipertensión arterial, la única forma de curar este padecimiento es dando a luz por lo cual los profesionales tomando en cuenta aspectos como la edad gestacional del feto y las condiciones físicas de la madre optan por inducir el parto o realizar una cesárea.
  • Diabetes gestacional: una las consecuencias de la diabetes gestacional es que las mujeres den a luz bebés mucho más grandes, en estos casos el bebé y la madre pueden presentar lesiones durante un parto vaginal por lo cual no es extraño que los obstetras opten por realizar una cesárea.
  • Infección vaginal o enfermedad de transmisión sexual: cuando la madre tiene una infección vaginal o padece de una enfermedad de transmisión sexual como el herpes o el VIH estás podrían trasmitirse al bebé mientras atraviesa la vía del parto.
  • Cesárea previa: en algunos casos cuando una mujer ha tenido un parto previo por cesárea se opta porque el siguiente también se realice de la misma manera si es que las causas que llevaron a realizar la primera cesárea aún persisten, como en el caso de la pelvis estrecha.
Otra de las clasificaciones que se les da a las cesáreas depende del tipo de corte que se realice para extraer al bebé. Los cortes pueden ser horizontal o transversal, vertical o en forma de T, de estos el más común es el horizontal o transversal pues produce menor daño en los tejidos y se realiza por debajo de la línea el bikini, lo que la hace mucho más estética.     Conoce más sobre este y otros temas en www.medicinafetal.com.co y síguenos en Facebook en @medicina.fetal

CONTÁCTANOS

Medicina Fetal SAS