Pros y contras de viajar durante el embarazo

Viajar durante el embarazo no está prohibido, pero según la etapa gestacional se deben evaluar algunos factores para que el viaje sea cómodo y seguro.

El embarazo es una etapa trascendental en la vida de las mujeres, pero no por eso se deben cambiar los planes, metas y proyectos que las madres y la familia en general han trazado para sus vidas, por eso es importante romper con los mitos que se han generado entrono a viajar durante el embarazo, pues contrario a lo que se ha dicho por años las mujeres embarazadas pueden realizar viajes sin que esto afecte su salud o la de su bebé.

Los especialistas afirman que todas las mujeres que lleven un embarazo sano y sin complicaciones pueden realizar viajes incluso hasta poco antes de su fecha de parto. Sin embargo, las objeciones médicas para viajar durante el embarazo pueden deberse a la edad gestacional, problemas de salud de la madre (si ha presentado anemia, sangrados durante el embrazo, infecciones, abortos espontáneos o partos prematuros con anterioridad), las condiciones del viaje (medio, distancia y duración) y el lugar al cuál se planea viajar, este último teniendo en cuenta que para ingresar a algunos lugares es necesario aplicarse una serie de vacunas que pueden no estar recomendadas para una madre gestante.

Por lo general, el segundo trimestre es el más aconsejable para que las mujeres embarazadas realicen viajes. Esto se debe a que pasado el primer trimestre de gestación se reducen casi por completo las probabilidades de aborto espontáneo y durante el segundo trimestre es cuando las embrazadas tienen mayor fuerza y vitalidad, dinamismo que disminuye a medida que aumenta el tamaño del vientre hacia el final del tercer trimestre del embarazo.

La primera instrucción para viajar en estado de gestación es consultarlo con el ginecobstetra que esté llevando los cuidados prenatales, este especialista está al tanto de la evolución del embarazo y puede determinar sin la mujer se encuentra o no en condiciones de realizar el viaje.

No obstante, las mujeres embrazadas deben ser conscientes que ellas son mucho más sensibles a las condiciones del viaje. Si lo hacen por carretera, lo ideal es que sea en un vehículo particular o en un bus de gran tamaño que cuente con sillas amplias y baño.

En el vehículo particular la silla más segura para que viaje la mujer embarazada es en el asiento detrás del conductor. Allí se debe recordar usar el cinturón de seguridad ubicando la banda inferior por debajo del abdomen y la superior atravesando la mitad del busto sobre el vientre. Las ventajas de realizar un viaje en un vehículo particular es que el conductor puede hacer diferentes paradas cada que se requiera, bien sea para ir al baño, hidratarse o estirar las piernas y caminar un poco para evitar la hinchazón en las piernas de la mujer gestante.

Una de las desventajas de viajar por tierra durante el embrazo es que las mujeres embarazadas son más propensas a las náuseas y mareos, por eso es importante tomar precauciones.

En caso de querer realizar un viaje con una distancia significativa, la mejor opción es hacerlo en avión, siguiendo las instrucciones y recomendaciones particulares de cada una de las aerolíneas. Los viajes en avión son completamente seguros tanto para la madre como para el bebé, y aunque las sillas en clase turista no son las más cómodas, dentro de la aeronave la mujer embazada puede caminar por el pasillo e ir al baño cuantas veces lo considere necesario.

Las mujeres pueden viajar durante el embarazo con la mayoría de las aerolíneas, todas estas tienen algunos requerimientos específicos para que las embrazadas realicen su viaje, el principal, que es constante a todas, es que pasadas las 28 semanas en unas 30 y 32 en otras se debe presentar un certificado de autorización médica otorgado en los últimos 10 días antes del vuelo.

En Colombia según la Guía medica de autorización para el transporte de pasajeros de la Aeronáutica Civil, las mujeres embarazadas, sin complicaciones, que estén entre las 32 y las 36 semanas de gestación son aptas para vuelos internacionales y nacionales presentando la certificación del médico tratante. Pasadas las 36 semanas de embarazo se les considera no aptas para viajar por causas médicas.

 

 

Conoce más sobre este y otros temas en www.medicinafetal.com.co y síguenos en Facebook en @medicina.fetal

CONTÁCTANOS

Medicina Fetal SAS