La llegada de un bebé arcoíris y el cuidado prenatal

Para muchas mujeres llegar a ser mamá significa haber recorrido un largo y duro proceso, en el cual incluso pueden haber perdido uno o más embarazos por un aborto espontáneo o haber tenido bebés que fallecieron al poco tiempo de nacidos, y es justo después de esa tormenta que al volver a intentarlo una mujer puede convertirse en la madre de un bebé arcoíris  la cual por medio del cuidado prenatal  podrá hacer que todo fluya de la mejor manera.

Aunque el término bebé arcoíris no está reconocido científicamente, en el mundo este es el nombre con el que se conoce a los bebés que nacen después de que una familia ha sufrido la pérdida de un bebé por un aborto espontáneo, muerte fetal o muerte neonatal.

El termino bebé arcoíris hace referencia al fenómeno de reflexión de espectros de luz en diferentes colores que se presenta cuando sale el sol luego de un episodio de lluvia, como en este caso, los bebé que llegan luego de una perdida se convierten en un aliciente al dolor y traen consigo esperanza y luz para aquellas familias que debieron enfrentar la muerte de su bebé.

Culturalmente se cree que los bebé arcoíris cuenta con la protección del bebé que falleció antes de su llegada, se dice que desde el cielo los cuidan los bebé estrella, nombre que reciben los bebés que solo vivieron dentro del vientre materno o que murieron al poco tiempo de nacidos. Cuando se habla con un adulto que fue bebé arcoíris estos afirman que siente una energía protectora y que por razones que desconocen las cosas les suelen salir bien.

Los bebés estrella y arcoíris son más comunes de lo que se cree, pues cerca de un 10 a un 20 por ciento de los embarazos detectados terminan antes de las 20 semanas de gestación a raíz de un aborto espontáneo. Sin embargo, el que una mujer haya sufrido un aborto no la imposibilita para volver a intentar quedar embarazada y los especialistas sostienen que luego de uno o dos periodos menstruales el cuerpo femenino vuelve a estar listo para ser fecundado.

En cuanto al duelo y al proceso psicológico la recomendación es que la familia busque ayuda profesional para asimilar la perdida y superar el miedo de volver a pasar por un episodio similar. Luego de afrontada la tormenta puedan volver a intentar quedar en embarazo, siendo muy importante tener un buen cuidado prenatal guiado por especialistas para así estar preparados para recibir a su bebé arcoíris.

 

Conoce más sobre este y otros temas en www.medicinafetal.com.co y síguenos en Facebook en @medicina.fetal

CONTÁCTANOS

Medicina Fetal SAS