¿Qué es un embarazo ectópico o extrauterino?

El embarazo ectópico es una complicación en el embarazo en la que el óvulo fecundado se implanta fuera de la cavidad uterina.

Aunque en primera instancia el embarazo ectópico, también conocido como extrauterino, presenta los mismos síntomas de un embarazo normal, la realidad es que el embarazo ectópico es una complicación en la cual el óvulo fecundado se implanta fuera de la cavidad uterina, lo que impide su desarrollo y hace inviable el embarazo.

En el embrazo normal la fecundación del óvulo por el espermatozoide tiene lugar en la zona más ancha de las trompas de Falopio (conductos que conectan los ovarios con el útero), desde allí el óvulo fecundado comienza su descenso al ser transportado por los movimientos de los cilios tubáricos del epitelio de las trompas para anidar en el útero, pero en 1,6% de los embarazos este ciclo no se completa y el embrión no llega al útero anidando en la mayoría de los casos en una de las trompas de Falopio, en donde no tiene ni el espacio ni las condiciones necesarias para desarrollarse.

Solo en el 2% de los embarazos ectópicos el embrión no se queda en las trompas de Falopio, en estos casos puede implantarse en la cavidad abdominal, la cavidad pélvica, el cuello del útero o la superficie de los ovarios.

En ningún caso el embarazo ectópico puede llegar a término, pues fuera del útero no se cuenta con las condiciones necesarias para que el embrión se desarrolle, por esto una vez identificado, el embarazo ectópico se considera como una emergencia médica que compromete la vida de la madre y debe ser tratada de inmediato.

Históricamente, a principios del siglo XIV la tasa de supervivencia a un embarazo ectópico era muy baja, pero los avances científicos en la detección temprana de la hormona Gonadotropina coriónica humana (hCG) y la implementación de la ecografía pélvica ginecológica han llevado a reducir considerablemente el índice de morbilidad materna en el primer trimestre por casos de embarazo ectópico.

 

¿Cómo se detecta un embarazo ectópico?

Por lo general, el embarazo ectópico presenta los mismos síntomas de un embarazo normal: ausencia de la menstruación, sensibilidad en los senos, náuseas y prueba de embarazo en orina y sangre positiva, pero también pueden presentarse otros síntomas como dolores abdominales y cólicos fuertes y sangrado vaginal marrón que son señales de alarma y pueden indicar infecciones urinarias, amenaza de aborto o aborto espontáneo y presencia de embarazo ectópico.

Este último se confirma o se descarta al realizar una ecografía pélvica ginecológica en busca del embrión en el útero, cuando no se halla allí se debe localizar su ubicación extrauterina para proceder con el procedimiento adecuado.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo que predisponen a un embarazo ectópico?

Son muchos los factores que pueden incidir para que se dé un embarazo ectópico, entre los más comunes se encuentran:

  • Malformación y defectos congénitos en las trompas de Falopio: esto puede dificultar el recorrido del óvulo fecundado hasta la cavidad uterina y llevar a que el embrión anide en las trompas.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria: esta es una enfermedad causada por bacterias, en la mayoría de los casos por clamidia y gonorrea. Esta enfermedad causa acumulación de tejido cicatrizante en las trompas de Falopio y daña los cilios afectando la movilidad del embrión.
  • Embarazos ectópicos previos: cuando una mujer ha tenido un embarazo ectópico previo la probabilidad de que se presente un nuevo caso aumenta entre un 7 y un 10 por ciento.
  • Edad: se ha comprobado que las mujeres entre los 35 y 40 años tienen cuatro veces más riesgo de tener un embarazo ectópico en comparación con las mujeres más jóvenes.
  • Recanalización de ligadura de trompas: las mujeres que se han sometido a ligadura de trompas y desean revertir el procedimiento están en riesgo de tener un embarazo ectópico, puesto que la cirugía puede afectar la estructura interna de las trompas de Falopio.

 

¿Cómo se procede ante un embarazo ectópico?

Cuando el embarazo ectópico es detectado a tiempo, la principal preocupación médica es interrumpir el crecimiento del embrión antes de que este desencadene la ruptura de una de las trompas de Falopio. Para detener el crecimiento se usa un medicamente y se analiza la evolución de la paciente para saber si el embrión es absorbido por el cuerpo o si es necesario realizar una cirugía para extraerlo. La cirugía para extraer el embrión puede ser mediante laparotomía o laparoscopia.

Pasadas las 8 semanas de embarazo el riesgo de ruptura de una de las trompas es inminente y en caso de que esto suceda la mujer puede presentar un dolor agudo y estar en shock hipovolémico, hemorragia, y en este caso la intervención quirúrgica debe ser inmediata pata controlar el sangrado y preservar la vida de la mujer. En la mayoría de los casos cuando una trompa de Falopio se rompe esta debe ser extirpada puesto que el daño es irreparable.

 

 

Conoce más sobre este y otros temas en www.medicinafetal.com.co y síguenos en Facebook en @medicina.fetal

CONTÁCTANOS

Medicina Fetal SAS